Read more
  • noviembre 21, 2021

Cuando se habla de la cultura asiática, lo primero que nos viene a la mente puede ser la antigua Ruta de la Seda a través de la cual la gente intercambiaba especias por seda delicada. Eso es parte de la impresión que la gente tiene de Asia, pero está lejos de serlo todo.

Durante las últimas décadas, la cultura popular asiática más modernizada se ha puesto al día con el mundo y ha ganado una enorme influencia a nivel mundial. Los jóvenes asiáticos, que antes se sentían atraídos por las culturas populares occidentales, han estado mirando hacia atrás a los productos culturales asiáticos, con los que tienen más conexión.

En Asia, puede encontrar que algunos adolescentes japoneses están aprendiendo coreano con la esperanza de convertirse en aprendices en una agencia de entretenimiento de Corea del Sur que pueda ayudarlos a convertirse en una estrella. Los jóvenes chinos siguen los programas de televisión de Corea del Sur debido a la promesa romántica que ofrece: incluso una chica común puede captar la atención de un heredero alto y guapo del conglomerado. Los jóvenes de Vietnam y Tailandia están sentados frente al televisor todas las noches para seguir un drama histórico chino, complaciéndose con los delicados trajes de la antigua China y las complicadas relaciones amorosas entre ex emperadores y sus concubinas.

La difusión de la cultura popular asiática pone de relieve las actitudes cambiantes de la generación más joven de asiáticos hacia sus vecinos. A través del interés compartido en la cultura popular, esos países asiáticos establecen relaciones positivas entre sí, ya que un terreno común que se encuentra en la música y las películas ciertamente puede generar un sentido de buena voluntad entre ellos.

Además, la difusión de la cultura popular asiática trajo consigo enormes beneficios económicos. Tome la Ola Coreana (una cultura colectiva que abarca todo, desde la música, las películas hasta el drama), por ejemplo: la Ola Coreana contribuyó con el 0,2 por ciento del PIB de Corea en 2004, aproximadamente 1,87 mil millones de dólares estadounidenses. Más recientemente, en 2014, la Ola Coreana tuvo un impulso estimado de 11.600 millones de dólares estadounidenses en la economía de Corea del Sur.

Además de la cultura popular tradicional coreana y japonesa, hay algunas oleadas de productos culturales asiáticos emergentes en la región, que no solo generaron ganancias económicas sino que también enriquecieron el sector del entretenimiento.

Read more
  • noviembre 19, 2021

En Occidente, el porno asiáticas vende: esa es una verdad absoluta. El exotismo de las mujeres orientales, ya sean chicas, japonesas, tailandesas o indias, vuelve loco a los hombres (y lesbianas) de este otro lado del mundo; y la pornografía se ha encargado de ponérselas en bandeja, con multitud de videos x donde el sexo interracial con mujeres asiaticas es lo más excitante que te puedas imaginar. Y por muchas cosas que queramos echarle en cara al porno gratis, la verdad es que en esta ocasión solo se ha dedicado a aprovechar lo que ya existía: la fascinación por todo lo que viene de Oriente. Una fascinación que data de siglos atrás, de la época de griego y romanos, y llevada al límite en el Renacimiento y en la Edad de los Descubrimientos, donde navegantes europeos descubrieron nuevas tierras por todo el globo terráqueo.

Por desgracia, a veces los seres humanos acabamos corrompiendo aquello que más atrae nuestro interés; y es triste pensar en el turismo sexual que se creó en torno al exotismo de las mujeres asiáticas. Sin embargo, de ese mundo más sórdido, hemos creado verdaderos mitos sexuales gracias a las actrices porno de ojos rasgados, que han venido a demostrar que pueden hacerle la competencia y las rubias nórdicas y americanas y a las apasionadas latinas. Y lo han hecho, de eso no cabe duda, y todos conocemos muchos de esos nombres que realmente han hecho historia en el cine para adultos.

Pero lo que pasa en Occidente, no tiene mucho que ver con lo que pasa en los países asiáticos; y el sexo ni lo viven ni es de lejos ni tan liberal ni tan voluptuoso como estamos acostumbrados a ver en los videos porno. En gran parte de Asia, las sociedades son tradicionales, de naturaleza patriarcal, y las mujeres están supeditadas a la autoridad primero de sus padres o hermanos, después a las de sus maridos. Ellas quedan en un segundo plano, sin poder hacerse cargo de su sexualidad, pues su papel en la sociedad está casi adjudicado desde su nacimiento.

Por supuesto, pensarás, esto pasa en los pueblos y en las zonas más despobladas; ni de coña eso puede ocurrir en las grandes ciudades cosmopolitas de los que países como Japón y China están llenas. Entonces, te llevarás una sorpresa si te digo que follar en Shanghai puede convertirse en tarea imposible, tanto si eres foránea como si eres extranjera; y como en esta gran urbe, la situación se repite en otras con las mismas características. Y te preguntarás: ¿por qué?

Bien, pues como bien demuestra nuestra caprichosa naturaleza humana, siempre queremos lo que no tenemos, y despreciamos lo que tenemos a mano. Para los hombres chinos, las mujeres de su país no son aptas para una aventura, ni siquiera una noche de sexo gratis (de hecho, los asiáticos son los mayores consumidores de sexo de pago del mundo), gracias a su educación y a su cultura; por ende, siempre buscan a mujeres occidentales, y de hecho es una especie de moda en seducir a las tías del otro lado del mundo. Y por su lado, los hombres occidentales no están interesados en las mujeres de su nacionalidad: para ellos, es un orgullo el poder contar con cuantas chinas han follado en la semana, y llevarse el gato al agua. Así que no, amigos: ser mujer en Shanghai, extranjera o no, es sinónimo de quedarte a dos velas en cuestión de sexo.

Read more
  • septiembre 16, 2021

En China, la familia se considera la parte más importante de la vida de un individuo. Si bien las familias chinas modernas han abandonado muchas prácticas antiguas, la importancia atribuida a la familia sigue siendo fuerte.

China es conocida por su fuerte sistema familiar. Tradicionalmente, la familia china tenía roles bien definidos para diferentes miembros de la familia.

En la cultura china, los ancianos son vistos como una fuente de sabiduría y espiritualidad, y son respetados en la medida en que cuestionar su autoridad se considera ofensivo. En las casas tradicionales chinas se hacen altares para que los ancianos fallecidos los honren y recuerden. Incluso después de partir del mundo, se supone que son las fuerzas que guían en espíritu.

Los padres (o los adultos en edad laboral) también tenían un papel muy importante que desempeñar en la familia como proveedores para todos. Si bien los ancianos siempre estuvieron en el extremo controlador por razones de respeto, la siguiente generación se casó y tuvo hijos lo más pequeños posible, y luego trabajó lo más duro posible para mantener a sus padres e hijos.

Los hijos o miembros más jóvenes del clan familiar no tienen autoridad sobre su propia vida y las decisiones siempre se toman por ellos. Los jóvenes siempre estuvieron en el extremo receptor de las decisiones familiares. Fueron entrenados y preparados rigurosamente para servir a sus mayores.

Además de ser patriarcal, la sociedad china es patrilineal. Por lo tanto, incluso después de casarse en un hogar, las mujeres son vistas como extrañas. En la familia china, cada pariente tiene un nombre diferente. Los nombres de los miembros de la familia en el lado materno comienzan con wai, que significa «afuera».

Haciendo hincapié en su posición externa, las mujeres que se casan en China no adoptan el apellido de sus maridos y conservan su propio apellido. Por ejemplo, si la señorita Wang se casa con el señor Li, se convierte en la señora Wang, no en la señora Li. El papel de la mujer en la familia fue, en primer lugar, como progenitoras, luego como amas de casa y trabajadoras, siempre subordinadas a los hombres de la casa.

Aunque los tiempos y las actitudes están cambiando, algunas de las prácticas están tan arraigadas en la cultura que es casi imposible borrarlas por completo. Donde se fomenta la independencia desde el principio de la vida de un niño en Occidente, en China se enseña, se practica y se fomenta la interdependencia .

Los hijos no solo son criados por los padres, sino también a menudo por dos o cuatro abuelos (por lo general, en primer lugar abuelos paternos). Los chinos a menudo terminan tomando decisiones importantes en su vida solo por la presión de sus mayores.

Con el rápido crecimiento de la economía china se produjo un aumento de las influencias occidentales. En un mundo de comunicación y conectividad, la sociedad china se adaptó a las nuevas formas con bastante rapidez. La familia moderna se volvió más centrada en la pareja. A diferencia de sus antepasados, el enfoque del matrimonio pasó de la maternidad a las necesidades individuales de la pareja.

Read more
  • septiembre 14, 2021

Los dragones de la leyenda del este de Asia tienen poderes arrolladores. Respiran nubes, mueven las estaciones y controlan las aguas de ríos, lagos y mares. Están vinculados con el yang, el principio masculino del calor, la luz y la acción, y se oponen al yin, el principio femenino de la frescura, la oscuridad y el reposo. Los dragones han sido parte de la cultura del este de Asia durante más de 4.000 años. En las tradiciones religiosas del budismo, el confucianismo y el taoísmo, han sido honrados como fuentes de poder y portadores de la lluvia.

El nombre chino del dragón se pronuncia «lóng» en chino mandarín o «lùhng» en cantonés. En algún momento después del siglo IX d.C., Japón adoptó el dragón chino a través de la expansión del budismo. El dragón chino es el animal de más alto rango en la jerarquía animal china, fuertemente asociado en un momento con el emperador y, por lo tanto, con poder y majestad, todavía reconocido y venerado. Sus orígenes son vagos, pero sus antepasados ​​se pueden encontrar tanto en la cerámica neolítica como en las vasijas rituales de la Edad del Bronce. La tradición lo tiene compuesto por nueve animales diferentes, con nueve hijos, cada uno con sus propias imágenes y afiliaciones. Es el único animal mitológico de los 12 animales que representan el calendario chino. 2012 es el año chino del Dragón de Agua.

Los dragones chinos son criaturas legendarias en la mitología y el folklore chinos. En el arte chino, los dragones se representan típicamente como criaturas serpentinas largas, escamosas y con cuatro patas. En terminología yin y yang, un dragón es yang y complementa un yin fenghuang («fénix chino»). Estos dragones tradicionalmente simbolizan poderes potentes y auspiciosos, particularmente el control sobre el agua, la lluvia, los huracanes y las inundaciones. El dragón también es un símbolo de poder, fuerza y ​​buena suerte. Con esto, el emperador de China solía usar al dragón como símbolo de su poder y fuerza imperial.

Los mitos de los dragones japoneses amalgaman las leyendas nativas con historias importadas sobre dragones de China, Corea e India. Al igual que estos otros dragones asiáticos, la mayoría de los japoneses son deidades del agua asociadas con la lluvia y los cuerpos de agua, y generalmente se representan como criaturas grandes, sin alas y serpentinas con patas con garras.

Los dragones vietnamitas son criaturas simbólicas del folklore y la mitología de Vietnam. Según un antiguo mito de la creación, el pueblo vietnamita desciende de un dragón y un hada. Para los vietnamitas, el dragón trae la lluvia, esencial para la agricultura. Representa al emperador, la prosperidad y el poder de la nación. Al igual que el dragón chino, el dragón vietnamita es el símbolo del yang, que representa el universo, la vida, la existencia y el crecimiento.